¿Que está dispuesto a hacer por tu objetivo?

DIOS, FAMILIA Y NEGOCIOS

Hoy va a ser un día muy especial, y para muchos hoy va a ser su primer día de su nueva vida. Por lo general en los entrenamientos de las compañías, todo el mundo es líder, campeona, ganador, vamos a ser millonarios, etc. y la gente sale toda entusiasmada, todos contentos, todos con ganas de comerse el mundo y de hacer algo. “Pero, por donde empiezo”.

Hoy no nos vamos a enfocar en eso verdaderamente porque, porque quizás se podrían ir muy motivados, muy contentos. Pero, que va a pasar mañana cuando tu líder ya no este con ustedes, que va a pasar mañana cuando tengamos que regresar a nuestras oficinas y cuando nuestros prospectos nos estén dando todas las objeciones o cuando nuestra pareja no nos esté dando la motivación que se recibe en las reuniones.

¿Que está dispuesto a hacer por tu objetivo?
¿Que está dispuesto a hacer por tu objetivo?

Y si alguno va sentir como que lo estamos hablando, así como “este que se cree: mi papá, como que nos está regañando” no se lo tome personal, lo que realmente es que Ud. se lleve algo claro, de que “TRIUNFAR EN LA VIDA” no es fácil. Y eso es importante que ustedes salgan de aquí diciendo: Sabemos que no es fácil “PERO ES POSIBLE”.

Campeones. Lo primero que nosotros tenemos que tener claro es que se requiere un “porque”. Se ha preguntado usted, ¿Por qué esta aquí? ¿Por qué esta en esta compañía? Si su respuesta es: “Lo hice para pagar los miles”. Usted puede buscarse un trabajo y por lo menos se garantiza a pagar los bienes.

¿CUAL ES SU PORQUÉ?

Cuál es su porque y que es lo que a Ud. lo mueve. Que es lo que realmente usted dice, Yo voy a hacer este negocio por: Por su familia, por sus hijos, por sí mismo y eso es muy importante, ¿y porque muy importante? cuando usted está bien, las personas que están en su alrededor están bien.

¿QUÉ ESTA DISPUESTO A HACER POR SUS OBJETIVOS?

Muchos de ustedes dijeron que querían ser muy prósperos la verdad que sí, que están dispuesto hacer por el. A mi me enseñaron a pagar el precio, yo les digo una cosa: Realmente que nosotros luchamos por un objetivo no pagamos un precio “disfrutamos el proceso”. Se paga el precio de no tener esa entrega, ese compromiso, ese coraje de decir de esta “me levanto”.

Y porque se lo comparto esto: Que si por alguna razón, usted está pasando por cualquier situación sea económica, indiferentemente la situación que usted está pasando sea difícil en este momento no le RECLAME A DIOS. Simple y sencillamente pregúntele, “Señor para que me estas preparando” y tenga fe que el lo esta preparando algo mejor para usted.

Fuente: Nelson Chuquipiondo