REFLEXIÓN: AHORA O NUNCA

REFLEXIÓN: AHORA O NUNCA
REFLEXIÓN: AHORA O NUNCA

Dejamos a tras y posiblemente entre el recuerdo y el olvido 365 oportunidades de las cuales muchas no se las supo aprovechar por miedo o por ser conformitas. Y algunas que marcaron un contraste en nuestras vidas y otras que con tanto esfuerzo y dedicación se convirtieron en el sueño más anhelado, en la cual hoy podemos decir: “un logro más y una meta más, cumplida”.

Y qué casualidad que faltando escasos 5 días para culminar el presente año, tengas que pensar en reunirte con tu familia, tengas que pensar que lo pasarás solo(a), tengas que pensar que estas lejos de tu familia, y tengas que pensar justo en noche buena que necesitas de alguien y que alguien te necesita. Es duro, pero hay que decirlo. Eres un hipócrita o eres una hipócrita.

Porque esperar los últimos 5 días del año para acordarte de Dios, porque esperar los últimos 5 días del año para sentir que vives en soledad, porque esperar los últimos 5 días del año que necitas todo, porque esperar los últimos 5 días del año para llorar creyendo que perdisteis la fe y la esperanza, porque esperar los últimos 5 días del año para decepcionarte. Es duro, pero hay que decir la verdad. Eres un mediocre o eres una mediocre.

No importa cómo te veas o te sientas o como estés, lo más importante es que tú y yo permitamos que la luz de Jesucristo alumbre todos los días en tu vida. El mundo tratara de persuadirnos con sus grandes deseos fortaleciendo la vanidad de vuestras mentes, dando origen de fortaleza a los deseos de vuestro corazón y así vuestro ser, se convierta en luz o en tinieblas.